Inicio Deportes LOS ARCHIVOS DE DAVID RUIZ. VOLUMEN XVIII

LOS ARCHIVOS DE DAVID RUIZ. VOLUMEN XVIII

Última entrega de los archivos de David Ruiz para esta temporada, donde nuestro colaborador nos ha llevado a lo largo del tiempo en un fantástico viaje de recuerdos y emociones a lo largo de nuestra historia, desde dentro de la misma noticia, aportando documentación de la época, con fotografías, recorte de prensa, carteles y entradas, que pusieron en valor cada recuerdo, evitando que fueran simples anécdotas o “cuentos” que se transmiten de boca en boca en la grada un sábado de partido.

Viejas y queridas historias que han recorrido nuestra trayectoria y seguramente hayan traído buenos recuerdos a los protagonistas de las mismas y a toda nuestra afición que estuvo allí presente o a conocido más a su Club.

Como el bueno de David Ruiz no suele dar puntada sin hilo, a dejado para su despedida de la temporada un “archivo” marcado por otra despedida, tal vez la más importante que ha tenido el Club en su historia. Hoy viajamos al pasado para “despedir” a Tino De la Cruz.

Un ya lejano 29 de octubre de 2005, Tino De la Cruz dirigía su último encuentro como entrenador del FS Móstoles y lo hacía tras nueve temporadas en el Club, donde nos llevó a saber y conocer lo que era ser de primera. Abandonaba el cargo de entrenador principal, pero no el Club ya que a partir de ese momento dejaría los banquillos para ocupar el despacho de director deportivo, en el ambicioso proyecto de profesionalización y expansión del Club, que como todos sabemos pintaba muy bien, pero que nunca se llegó a materializar.

Pero eso hoy no toca, hoy toca recordar la despedida de Tino De la Cruz. Su llegada en la temporada 96/97 desde Parque Lisboa, para ser jugador y Segundo entrenador en un proyecto en división de plata fue el inicio del crecimiento deportivo del Club, siempre de su mano. En la temporada siguiente ya asumió el papel de primer entrenador y nos plantamos en los play-off de ascenso donde caímos ante el Minguez Sáez Cartagena. Al año siguiente (98/99) nos hizo campeones de liga y perdimos el ascenso ante el Burela con un fatídico gol de oro en la prorroga.

En la temporada 99/00 nuevamente campeones de liga y por fin el ascenso a división de honor, tras ganar el play-off ante Levitt Las Rozas.

Luego llegaron seis temporadas en la máxima categoría, donde nos asentó en la categoría con nuestro clásico estilo que tanto gusta, metiéndonos en dos copas de España y evitando un descenso en la épica eliminatoria ante Gestesa Guadalajara.

Y llegó el día, veníamos de caer ante Martorell por un contundente 8-1 y nos visitaba él Playas de Castellón, en un encuentro a priori muy igualado entre ambos equipos y allí estaba Tino, en ese momento el entrenador más longevo de división de honor, con 262 partidos oficiales en su haber, con un pabellón a rebosar para darle la despedida que se merecía.

El encuentro como decíamos muy igualado, con empate final (3-3), donde como nos gusta, tuvimos que remontar un 1-3 adverso ante el Playa de Castellón. Al finalizar el encuentro llegaron las lágrimas, la emoción y los nervios de todos los partícipes de la despedida, donde Tino besó el escudo del Andrés Torrejón y buscó con la mirada su próximo destino en el palco.

Días antes de la despedida, Tino ya ejercía como director deportivo y en una rueda de prensa comunicó su sustituto para dirigir el barco, en una apuesta personal le dejaba el timón de capitán a Javier Triguero, ex internacional español, que se comprometía hasta el final de la temporada, ayudado en el banquillo con un viejo conocido de todos, Antonio Sánchez “Santa”. De las muchas frases que Tino dejará para el recuerdo, queremos destacar una, la que le dedicó a los jugadores y seguidores agradeciendo su confianza y trabajo y sobretodo a Toni Peña del que dijo: “es como un padre para mi”.

Y eso fue lo que pasó en aquel lejano 29 de octubre, nosotros recogemos ya la máquina del tiempo hasta la próxima temporada, donde David Ruiz seguirá regalándonos sus Volúmenes. Buena lectura y hasta pronto.


- Te recomendamos -